domingo, 16 de septiembre de 2012

Paz, bordado y delantal

 
Aquí disfruto de la paz y la tranquilidad, cuando el trabajo nº1 (el que da dinero), el nº 2 ( el desagradecido), los niños y las mascotas me lo permiten.

 
Nana ha crecido bastante.

 
Me encanta tejer, bordar o tumbarme a leer en mi columpio. Ahora en Septiembre, aunque el calor todavía no da tregua, disfruto mas de este rincón y quería enseñaroslo porque es ahí donde sueño despierta en todo lo que quiero hacer.

 
Avancé un poquito en el HSS, se hace muy ameno bordar en compañía, os lo contaba aquí, sobre todo Ana que le da una vidilla al grupo "que pa qué", y los comentarios de Mayté y María son muy ilustrativos. Lo dicho, estoy disfrutando mucho del bordado y la magnífica compañía.
 
 
Esta foto es para que veáis en qué bastidor tengo montado el bordado. El tamaño le viene al pelo.
 
 
Otro nuevo proyecto, la inspiración viene de este magnífico blog: attic24, donde además Lucy comparte muchos tutoriales, gracias a uno de ellos he aprendido a hacer estas ondas sin agujeritos, me encantan y son muy adictivas.
 
 
Hace meses participé en un intercambio de delantales en el Foro Sal Bordemos Juntas, a Genny le encantó el delantal que le hice y los detallitos que lo acompañaron.
Arriba foto del derecho del delantal confeccionado con telas de una de mis diseñadoras favoritas Mary Engelbreit.
 
 
Detalle de como se gradúa, con un botón en la pechera y varios ojales en la tira del cuello.

 
Esta es la otra cara del delantal, lo hice reversible y con la tira de la cintura bien larga para atárselo cómodamente por delante.
 
 
Detalle de las aplicaciones, todas las piezas han sido recortadas y aplicadas en la tela de cuadritos de vichí rojo.

 
También le hice un paño de cocina para colgar a juego para completar el equipo.
 
Y eso es todo, no puse fotos de este intercambio antes porque estaba esperando recibir el mío para publicarlo todo junto, como han pasado ya 3 meses y desgraciadamente no lo he recibido pues he decidido publicarlo. Conozco a mi compi de intercambio y no me cabe duda de que tendrá razones de mucho peso para no haber podido cumplir con los plazos pero me consta que está en ello.
 
Pues me despido deseándoos lo mejor en esta semana que comienza y que me traerá 41 añazos, en fin hay que cumplirlos ...