lunes, 6 de abril de 2015

Colcha fácil de patchwork y el regalo perfecto para triunfar con una adolescente

Hola a todas, espero sinceramente que hayáis podido disfrutar de los pasados días de fiesta mas que yo que llevo arrastrando una gripe desde hace 2 semanas y no se va ... 
En fin mientras desespero esperando encontrarme mejor os dejo unas fotos llenas de color de trabajos que he ido terminando en los últimos meses, hay mas cosillas terminadas como bordados, conjuntos y vestidos de muñecas, ropita de cama en miniatura, ... peeeeero dejaremos algo para próximas entradas.


Colcha confeccionada con tiras de telas de Mery Engelbreit y trasera de forro polar. 
Mi hija me ha devuelto la colcha Tilda y se ha llevado esta, la combinación de colorido, el rojo es su favorito, y la textura del polar está mucho mas dentro de sus gustos que el estilo Tilda y el rosa.









Si, si, ... no es broma, tengo otro perro mas, heredé al pequeñín de mi madre: Nemo, mi hermano cuando le puso el nombre en su momento lo hizo pensando en "Buscando a Nemo", la verdad es que el perro es tan pequeño y tan expeditivo que te pasas el día "buscando a Nemo".


Otra colcha con mucho color, distinta pero igualmente bonita. 
Estos tipos de colchas son muy vistosas a la par que sencillas de hacer porque el forro polar sustituye a la trasera y la guata. 
El procedimiento es muy sencillo: se cosen ambas caras por el revés con los derechos encarados dejando un trocito sin cerrar para dar la vuelta, volvemos del derecho, cerramos la abertura que habíamos dejado a mano y pasamos algún pespunte a máquina a lo largo de la unión de las costuras de las tiras. No hay mas, aparte de tener la precaución de coser todas las tiras siempre en el mismo sentido e igualmente acolcharlas siempre en la misma dirección, un cambio de dirección se hace muy evidente en telas como el forro polar o similares que tienden a ir cediendo porque son mas bien elásticas.



Detalle de los pespuntes en la trasera. Con el tejido que me sobró hice el cojín. El material es tan sumamente agradable al tacto que resulta muy gustoso un cojín confeccionado con él.


Este fué el regalo que le hice a mi sobrina mayor en su 12 cumpleaños, 2 neceseres hechos a medida y algo de maquillaje, nada que se note, polvos translúcidos, rimmel transparente, colorete, sombra, barra de labios y gloss de colores muy naturales que pasan desapercibidos. 
Unas brochas de buena calidad, aplicadores, ... 
Me horroriza una niña de 12 años maquillada así que soy de las que "cuando no puedes con el enemigo únete a él".






Así se lo entregué, por supuesto antes de hacerle un regalo así a mi sobrina lo consulté con mi hermana a la cual le gustó mucho la idea y confió en "mi buen criterio", esto lo dijo ella, no yo.
Ni que decir tiene que el regalo fué todo un éxito, ella y sus amigas se volvieron locas. 
La polvera me encantó, era una cucada, estoy por comprarme otra para mí.


Un beso a todas y feliz comienzo de semana.